jueves, 4 de agosto de 2011

Doradas a surfcasting, por fin entraron las XL

Pues si, al final y después de mucha insistencia la suerte por fin se puso de cara. Ya había perdido la cuenta de las veces que habíamos ido en busca de estos preciosos animales. En prácticamente todas las salidas los resultados distaban mucho de lo esperado, pero ya se sabe, en esto de la pesca no hay casi nada garantizado.
Sabíamos en que playas se estaban empezando a tocar y los cebos que mejor funcionaban, pero nada, ni por esas habíamos sido capaces de tener una buena noche. Llegados a este punto era ya casi una cuestión de orgullo o tal vez de resignación. Mi compañero Carmelo y yo estábamos casi seguros que en alguna de estas jornadas íbamos a dar el campanazo y aunque no haya sido del todo así, las últimas capturas que hemos hecho han sido un buen balón de oxígeno, que falta nos hacía.
El primer encontronazo serio lo tuvo Él y uno de los primeros días, en que planificamos esta pesca tuvo la suerte o más bien el buen hacer, de clavar una buena dorada cercana a los 3k. Como casi siempre bravas desde el arranque, poco a poco con buena mano y forzando lo justo, la captura se rinde exhausta en la arena. Yo mientras tanto vi pasar las horas y la picada en una de mis cañas, igual que la que él había tenido, nos hizo subir la adrenalina, falsa alarma, la manera de pelear no era de una dorada... un buen jurel colmó mi desilusión. ¡Otro día será!.


Afortunadamente y como ya apuntaba anteriormente, no todas las jornadas transcurrieron igual. Un cambio de tercio o más bien de playa, de momento fue el quid de la cuestión. En nuestra última excursión, el balance aún fue más positivo. El compañero siempre me dice que el arranque es muy importante, si a primera hora (última de la tarde) ya tocamos alguna, es probable que cuando se eche la noche, estas vuelvan ha hacer acto de presencia. Pues bien, así sucedió en una de mis cañas, una espectacular picada nos avisaba de que había vida al otro extremo de la línea. Después de una carrera suicida, la dorada emprendió la huída hacia la orilla, lo que durante bastantes momentos me hizo pensar que se había desclavado, pero no. A escasos 10 metros de esta, otra buena carrera me devuelvió la tensión y en unos momentos la primera XL reposaba ya sobre la arena. Tras el cebado rápido, hay que aprovechar que entran a comer, la caña ya está otra vez en acción de pesca. Hicimos las pertinentes fotos de rigor y zas, al darnos la vuelta otra de mis cañas estaba como un palo. Después de recoger más de 50 mtrs con la línea sin tensión, estaba convencido de que me habían cortado la línea ya que no notaba ni el plomo, pero de repente una fuerte sacudida me vuelvió a poner en acción. No habían pasado ni 10 minutos de la anterior captura y después de unas cuantas carreras, que la segunda estaba también en seco.
Esta vez el cebado aún fue más rápido y la caña volvía a estar en el agua. Al poco rato es una de las cañas de Carmelo, la que tiene una picada de esas que te ponen el corazón en un puño. Yo no me acostumbro, ni creo que me acostumbraré a templar los nervios, pero el compañero está más que curtido en estas batallas y eso se nota. En apenas media hora habíamos hecho el triplete, que nos colmaba de satisfacción.


7 comentarios:

  1. Buenas pavas, enhorabuena.
    Saludiños.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena jornada, enhorabuena, el que la sigue la consigue dicen aunque se sufre bastante en la espera.
    Que cebo usan por esa zona??, tita?, rosca?, coreano?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tu amigo saca las doradas y tu los jureles !!!

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Tanero como sabes por aquí no llegan al tamaño de las que tú capturas, pero para nosotros ya son muy buenas piezas.
    Gaucho, la verdad es que al final costó tener una buena jornada, pero llegó. Los cebos que mejor nos han funcionado han sido la tita de palangre y el llobarrero, aunque con otros también las han tocado.
    Anónimo, ya sabes como funciona esto de la pesca, los peces a veces son muy caprichosos.
    Gracias a los tres por participar.
    Alex

    ResponderEliminar
  5. bonitas doradas Alex!!!!la espera merece la pena,con estos tamaños a veces hay que tener paciencia y más en nuestras aguas.Un saludo y enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Toni, la verdad es que la espera valió la pena, aún seguimos en racha...
    Saludos
    Alex

    ResponderEliminar
  7. Καλησπερα απο Ελλαδα!!

    I live in a town near the sea. Summer is my favorite hobby to catch fish. The sea here has many fish and is gorgeous.
    Hello from Greece and ΣτάΛες στο ΓαΛάΖιο blog team!!!

    ResponderEliminar