viernes, 29 de octubre de 2010

El resto como no.....Palometones






Para mí esa semana, fue como anuncia el Corte Inglés "La Semana Fantástica". Las condiciones del agua, fueron durante toda la semana espectaculares, turbias, algo agitadas y sobretodo poco transitadas, esto último, algo que agradecen en sobremanera estos animales. Si además los señuelos y cebos tienen una buena natación, solo hace falta "esperar", bueno más bien perseverar.
Tuve la suerte en las distintas salidas, de ir bien acompañado y en casi todas cumplir el objetivo de por lo menos, tener alguna clavada (me dolió alguna en especial, en la que no hubo suerte), para algunos era el primer encontronazo con estos excepcionales animales, otros ya las han visto de todos los colores. Con la bajada de temperaturas de las últimas semanas, al ser una zona muy limitada y últimamente castigada, prácticamente damos por concluida la temporada. Esperando que en la medida de lo posible, todos los que hayan disfrutado de un buen combate, también hayan sido respetuosos, de esta manera podremos seguir disfrutando de esta apasionante especie.

domingo, 24 de octubre de 2010

Buenos momentos... a veces.









Precisamente eso, es lo que nos deparó la segunda quincena de septiembre. El tiempo no nos acompañó y no fue todo lo plácido que hubiésemos deseado, pero en términos generales la pesca estuvo bien. Hubo días en los que de lo único que pudimos disfrutar fue del paisaje y de la mar ya que capturas, la verdad es que no tuvimos o fueron escasas. Días de mucha abundancia y otros de ausencia total de actividad, tanto por arriba como por abajo. Momentos en los que la sonda se volvía loca y las gaviotas también. Y otros en los que el que se volvía loco era el que llevaba la barca, por no otear nada en el horizonte. Aunque ya sabemos, que ante tan poca actividad cuando menos te lo esperas, zas, picada, no siempre, pero a veces sucede.
Los bonitos, bacoretas, melvas, serviolas y alguna llampugita, nos arreglaron más de una salida. Salvo por el tamaño de alguno de estos (bonito, melva), lo demás eran piezas de poco porte, que una vez en cubierta, nos "invitaban" a ver que era lo último que habían comido, facilitándonos en parte la elección de los señuelos. Aunque con sus tamaños... bueno, había que seguir buscando congéneres mayores.
Al final del mes, también tuvimos oportunidad de coger algún tallham (anjova). Aunque con tamaños modestos, suplen esta carencia, con la espectacularidad de sus saltos, para liberarse de lo que les mantiene "atados".
También empezamos (bueno más bien continuamos) buscando a los palometones y.... esto lo dejaremos para la próxima, que todavía hay tela que cortar.

martes, 12 de octubre de 2010

De pesca por el Pirineo



El final de las vacaciones coincidió con mí cumpleaños y menudo sorpresón me esperaba. Contaba con ponerme tibio de marisquito por la Rías Baixas y visitarlas por primera vez. Y no, no, nada de mar, a la montaña (que "engañado" me tenían), así que de lo que disfrutamos entre otras cosas, fue de la buena cocina que hay por el Valle de Arán.
Dicen que más de dos son multitud, en este caso éramos cinco para mayor sorpresa todavía y os aseguro que de multitud, nada de nada. Y yo que solo contaba con mi pareja, que ingénuo, en este caso bendita ingenuidad, la compañía no pudo ser mejor.
¿Alguien creía que no iba a haber pesca?, está claro que el único que lo pensaba era yo, pero se lo traían todo muy, pero que muy bien preparado.
Así que al lío, durante menos de media mañana, tiempo más que suficiente, nos pusimos manos a la obra. El lugar fue el río Noguera de Tort en Barruera, donde está ubicado el coto de pesca intensiva, en el que intentamos engañar alguna trucha de las que días atrás habían soltado. Para ser la primera vez, tengo que reconocer que fue una experiencia que nos gustó y que seguro repetimos, pero j... que duras estaban las dichosas truchas. Al final una de ellas sucumbió, a pesar de la poco ortodoxa presentación de la ninfa (lo vereis en las fotos), no se si picó por aburrimiento o por que tenía claro que en la orilla se iría, que es lo que pasó. Estaba apostada en una pozita a un metro y medio de la orilla, o sea a tiro de caña. Guerra no dio en la pelea, pero ilusión si que nos hizo tenerla tan cerca, porque la dimos como capturada.
Gentilmente, uno de los pescadores que vadeaba el río hacia donde estábamos nosotros, sí pescó una y nos la ofreció para la foto y también para comérnosla, nos quedamos con lo primero.
Aquí aparece el nuevo compañero de pesca, no en las fotos porque aún es muy pequeño, pero seguro que cuando crezca nos acompañará.

viernes, 8 de octubre de 2010

Sudáfrica el paraíso del Gran Blanco








Hace unos meses, un amigo tuvo la oportunidad de realizar el viaje, que a todo amante del entorno marino le gustaría realizar. No, no se trata de un viaje de pesca, si no de contemplar en su medio natural a uno de los mayores depredadores del planeta, el tiburón blanco (Carcharodon Carcharias).
El lugar fue Gansbaai, bahía de gansos, situado en el cabo más occidental de Sudáfrica y con punto de partida en el puerto de
Kleinbaai. Este entorno junto con las costas de False Bay, son dos de los mejores destinos para ver a los blancos en acción y los únicos, en los que avistar a estos realizando acrobáticos saltos fuera del agua, para dar caza a su presa favorita, los leones marinos.
Estos ataques se producen en muchos casos, sobre fondos no superiores a los 12 mts aprovechando la época de cría o cuando las focas vuelven a la isla, después de haber permanecido en mar abierto alimentándose. Las acechan tocando pr
ácticamente el fondo con el vientre, para en décimas de segundo, lanzar un brutal ataque vertical, con el que intentar hacer presa a uno de estos mamíferos. El porcentaje de exito está en torno al 50%.

Las aguas son gélidas y turbias, un hecho que les favorece cuando realizan estos ataques, además hay que tener en cuenta, que el gran blanco es el único tiburón de sangre caliente.

Sudáfrica tiene protegido a uno de sus mayores atractivos naturales desde el año 1991. Un hecho que favorece el crecimiento de estos super-depredadores, que pueden llegar a alcanzar entre 6 y 7 metros y pesar 3 toneladas.

Sin duda una experiencia inolvidable para el afortunado y que gracias a estas fotos y su relato, nos acerca un poco más al temido y admirado GRAN BLANCO.

domingo, 3 de octubre de 2010

¿Por qué crea tanta "adicción" la pesca?



La verdad es que no he encontrado mejor título para este post. Pero ¿por qué nos engancha tanto?. Hablo en primera persona y para mí, hay innumerables motivos con los que podría argumentar la pregunta, pero creo que sería muy largo y hasta aburrido, aquí cada uno podría decir los suyos.
Pienso que la pesca en cierta manera es como la cocina. Para preparar un buen plato, debes tener unos buenos ingredientes y aplicar paso a paso la receta y aportar tu toque personal. En las fotos vereis que tengo la fortuna de contar con esos ingredientes (y no son los peces) que se hacen indispensables para el resultado final. El resto consiste muchas veces en hacerlo con cariño y ganas, poco a poco los "platos" ganan en calidad.
¿Qué nos mantiene también enganchados?. Pues creo que una buena picada y un noble combate, como desenlace de la anterior preparación de líneas, bajos, nudos, señuelos, cebos, etc... todo un mundo y parte de la esencia de esta afición.
Este mes pasado empezaron a entrar bien nuestros carángidos (Palometones). Adjunto el video de una picada, otra respuesta más a la pregunta inicial.
video