miércoles, 29 de diciembre de 2010

Pesca 2010



En términos generales, me doy por satisfecho por el año de pesca. Hemos tenido jornadas con buen nivel de capturas (unas por cantidad y otras por tamaño o calidad) y también tuvimos en las que no hubo capturas, pero fueron especiales por la compañía. Aunque lo mejor sin duda, ha sido poder experimentarlas rodeado de amigos, en barca o desde costa.

Estoy convencido de que todos los que prácticamos este deporte, somos unos privilegiados, el mar nos da vida.

Gracias a este blog, a parte de explicar mis vivencias, también he tenido oportunidad de conocer a gente de muchos lugares, que sin duda me han permitido crecer y enriquecer a través de sus experiencias, algo que no tiene precio.

Algunos espero conocerlos personalmente, por la cercanía geográfica y poder compartir jornadas de pesca, con otros este medio servirá para seguir en contacto y saber también de sus vivencias.

Los objetivos para este año que viene serán seguir perfeccionando técnicas e intentar poner otras en práctica. Probaremos nuevos señuelos y materiales, pero lo que seguro que no perderemos, será la ilusión y las ganas de pescar y de aprender, ah y de seguir explicándolo aquí.

No hace mucho nos dejó "En Parrell" (Xavier Ros), una persona totalmente vinculada en Blanes al mundo de la pesca. Uno de los miembros más antiguos de nuestra sociedad de pesca (Nostra Sra. del Vilar) excelente pescador, pero sobretodo mejor persona. Experto pescador de calamares, fabricaba jibioneras de manera artesanal, con unos acabados perfectos y con unos resultados inmejorables. Nos dejó sín "hacer ruido", tal y como era Él. Sólo me queda decir: Fins sempre Parrell!.



lunes, 20 de diciembre de 2010

El nuevo espigón de Blanes



Por fín empieza a tener cara y ojos, el tan esperado nuevo espigón del puerto de Blanes. Después de muchos años de demora y por diferentes motivos, finalmente a primeros de año se empezaron a acometer las obras de este impresionante proyecto.

Puede que uno de los detonantes de que la ejecución se acelerase, fue el devastador temporal de Levante, que sufrimos el día de Sant Esteve de hace dos años. Olas immensas que desde la tarde de ese día, empezaron a azotar con dureza el ya maltrecho muro. Unas imágenes, que para los que lo vivimos, quedarán grabadas en nuestra memoria por mucho tiempo. Ver a toda la flota profesional, intentando aproar las embarcaciones hacia el muro, al revés de como habitualmente están atracadas, es algo totalmente inusual. Las olas saltaban con facilidad el muro, lo que ocasionó numerosos daños en embarcaciones, tanto profesionales como de recreo.

Por un lado, me alegra ver la seguridad con la que este muro abrigará nuestro puerto, pero por otro lado siento tristeza, al ver como el viejo muro es derruido y desaparece inevitablemente. Fue durante muchos años en mi niñez, el lugar en el que prácticaba la pesca, punto de encuentro también con los hijos de pescadores, con los que compartía muchos días de pesca en verano y que ahora, en muchos casos han tomado el relevo de sus progenitores.

martes, 14 de diciembre de 2010

Una de cal y otra de arena





Bueno tal y como apuntaba en el anterior post, la idea era salir en busca de pageles desde embarcación y en eso se quedó la cosa, porque no tocamos ni uno. A pesar de cambiar de zona e insistir, insistir e insistir, no dimos con ellos. Los cebos eran los que en otras ocasiones nos habían funcionado a la perfección, americano y ermitaño, además como "extra" llevaba calamar recien pescado, pero ni con estas. Estuve a un tris de pasarme a tentarlos con algún rubber, pero la verdad es que no estaba animado, así que aburrido y cansado, ya que la noche antes habíamos salido al calamar, a media mañana estaba en el puerto, con 4 parguitos, alguna morruda y varios serranos.

Pues lo de la noche anterior fue muy entretenido, en un par de horitas nos hizimos con 5 buenos calamares y un trofeo de caza. En la última pasada, enganchamos lo que parecía una cornamenta de ciervo, que tiró lo suyo. Hasta que no la enfocamos y la tuvimos cerca, la verdad es que no teníamos muy claro lo que era (a veces los calamares, una vez clavados vienen como un peso muerto, hasta que te ven la sonrisa, entonces les entran las prisas y quieren huir).

Esta vez probamos otra manera de profundizar el señuelo, tal y como nos lo había comentado nuestro amigo Nico y la verdad es que funcionó, todo y que lo tendremos que perfeccionar. Se nota que nos llevan muuucha ventaja y las piezas que consiguen son más numerosas y mayores. Los señuelos fueron los mismos que en ocasiones anteriores, el Jibi Pez de Yo-Zuri y entraron a varios colores, aunque de los mejores el de la foto y los oscuros.

En las últimas salidas, el termómetro estaba por debajo de cero grados y la verdad es que hay que echarle valor.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Pageles desde embarcación






Con la llegada del frío, es el momento de volver a tentar a los pageles desde embarcación. Las últimas salidas que han hecho varios compañeros, que los han buscado desde costa y los resultados que han tenido, me hacen pensar que la cosa se ha podido animar. Así que si el tiempo nos lo permite, según los partes parece que sí, el fin de semana está cantado que iremos a por ellos.
Antes del verano ya los tentamos en alguna ocasión, pero el tamaño era bastante contenido. Pescando una piedra cercana, nos sorprendió el gran número de cántaras (morrudas) que cogimos en poco rato y que probablemente estarán mucho más creciditas. Así que prepararemos bien los cebos (americano, ermitaño y langostino), aparejos y demás e iremos en su busca.
Ya toca un cambio de registro, todo y no dejar de lado el curricán, probaremos otro tipo de pesca. Esperemos se comporten...

lunes, 29 de noviembre de 2010

Calamares a curri... misión posible




Quien me iba a decir hace un tiempo, que acabaríamos pescando calamares a curri. Siempre había entendido o más bien vivido, su pesca desde embarcación a la manera tradicional en la época estival y al final de la misma, con la típica jibionera (potera) y con el paso del tiempo, la incorporación de los "pajaritos".

Practicando la pesca desde costa, siempre había sacado el típico pescadito, que una vez en la mano me dejaba claro que "algo" no lo quería dejar salir del agua, primero por la resistencia que ponía al ver su tamaño y segundo por el bocadito que llevaba en el lomo.

Aprovechando que en estas fechas se encuentran cercanos y bastante activos, las últimas excursiones en barca se han centrado en su pesca. Como en todo los principios siempre son duros, pero poco a poco hemos ido cogiéndole el tranquillo y las capturas cada vez son mejores.
Tal y como apuntaba en otro post, esta pesca no destaca por la espectacularidad de las picadas y en mí zona, tampoco por la cantidad de piezas capturadas, aunque se de otras zonas en las que un buen día se pueden coger una veintena, con buen hacer.

Si algo hay que tener en cuenta, es que su pesca, fácil, fácil, no es. La picada no es sutil, ya que el calamar se agarra literalmente al señuelo, por lo que es conveniente llevar debidamente regulado el freno del carrete, para no desgarrarlo. Además tenemos la presión añadida, de que los artificiales no van armados con anzuelos triples, sino con las coronas de agujas, por lo que cualquier pérdida de la tensión en la línea, en esta modalidad se penaliza más todavía, ya que la pérdida de la pieza está casi asegurada.

Otra punto a tener en cuenta, es el momento crítico de meterlos en el salabre, ya que utilizarán su chorro para propulsarse en cuanto los acerquemos a la embarcación, con el consiguiente riesgo de que se le rompan las patas. Así que hay que ser preciso en esta maniobra.

Sobre el material a utilizar, personalmente utilizo cañas no muy rígidas, en medidas que van de 2,10 a 2,50 mts, incluso menores. Los carretes de medida 4000 en adelante y vamos sobrados, eso sí, cargados con monofilamento. No he probado con línea trenzada, aunque creo que su nula elasticidad jugaría en nuestra contra, será cuestión de probarlo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Pargos, pageles y doradas desde el acantilado




¿Quien no tiene en un calendario, "fichados" los mejores meses para la pesca de una especie determinada?. Cada uno sabrá sus propios motivos, bien porque aumenta la actividad; porque el tiempo acompaña y nos apetece más practicar este deporte, o bien porque el tamaño de las capturas aumenta y entonces la recompensa aún es mayor.

Todo esta información, se va recopilando en nuestro disco duro a lo largo de los años, gracias a la experiencia y a veces, por las valiosas explicaciones recibidas de algún pescador veterano que las comparte contigo.

Llegado este tiempo, es hora de visitar uno de "nuestros cotos", en busca de buenas piezas y del que estoy seguro que nos puede deparar muy gratas sorpresas, como casi siempre. Además en estas fechas, es bueno pescarlo tanto de día como de noche, (pero lo de la noche lo dejaré para otro post). El lugar está en Begur, en la Costa Brava Sur.

El tiempo que llevo desconectado del surfcasting pasa factura y no por ello se pierden las ganas, todo lo contrario. Siempre sacas algo en positivo, je, je, empiezo a lanzar con el brazo izquierdo, algo impensable hasta hace un tiempo. Así que como la pesca desde este acantilado no es muy selectiva en cuanto a la distancia de lance, si lo es por el contrario con el material y en breve montaremos esa salida que hemos demorado por tanto tiempo.

En este caso el equipo debe estar al 100%, no cabe el más mínimo error y cuando digo el equipo, no hablo únicamente de los materiales y cebos de pesca, sino de lo más importante: Nosotros. Un traspiés en las rocas es siempre peligroso, pero si además hay unos 15 metros hasta el agua, la cosa es muy seria. Afortunadamente nunca hemos tenido ningún susto, porque ninguna pieza vale más que nuestra seguridad.

El montaje que mejor nos ha funcionado en este lugar ha sido el de plomo corrido, con un giratorio con imperdible al que atamos un único anzuelo, (también se puede montar un bajo con dos cametas), de tamaño acorde al cebo que vayamos a utilizar y a las piezas pretendidas.

Para mí, uno de los mejores cebos en este lugar y que mejores resultados me ha dado, es el cangrejo ermitaño, tampoco pueden faltar el americano y el siempre socorrido llubarrero. La líneas de los carretes son del 28 al 33, con un empalme de mayor grosor, en la del 28 para que aguante el golpe del lance. Las cañas deben ser de acción elevada, ya que nos deben facilitar el subir una buena pieza, sin ayuda de la sacadera, desde muchos metros de altura.



martes, 2 de noviembre de 2010

Sepias y calamares






Con la contínua bajada de temperaturas y el lento declive de la actividad en superfície, las últimas salidas las hemos dedicado a la busca de cefalópodos. Dos tipos de pesca, totalmente diferentes a la que practicábamos hasta hace bien poco, en busca de tallhams, palometones y demás, y que inevitablemente creemos que este año ha tocado a su fín.
Lejos de la espectacularidad, del tamaño de las capturas de los anteriores, en este caso ambas técnicas tienen su encanto y porqué no su "dificultad".
En todos los tipos de pesca, cada maestrillo tiene su librillo y cada pescador aplica sus conocimientos, en base a sus experiencias y a los resultados que ha obtenido a lo largo del tiempo, prácticando una modalidad de pesca. Hay gente altruista que comparte sus conocimientos y esto es siempre de agradecer.
Bueno, entraremos ya en materia, un par de salidas las dedicamos básicamente a pescar sepias y pulpos, aunque tampoco es raro coger también algún calamar. Los resultados fueron muy dispares en ambas. Gracias a un "special pass" de Manuel, pudimos embarcarnos con él y salir por Tarragona. La verdad es que resultado fue más que aceptable, por lo menos para mí, nos hicimos con 6 sepias y otras tantas que no quisieron salir, ya explicaré algo más este comentario. Esta pesca no tiene mayor dificultad, ni supone la preparación de grandes montajes, pero puede estar condicionada por la ausencia de una ligera brisa, que haga derivar lentamente la barca. Si es necesario, aunque no imprescindible, disponer de cañas con punteros sensibles ( híbridas o similares), los carretes podemos "reciclar" aquellos que usamos para otras técnicas y que no sean extremadamente pesados, cargados con trenzado+ terminal (0,15 mm) o con monofilamento (0,30mm), nos darán el mismo servicio. El bajo, quizás el punto más importante, debe estar hecho preferiblemente con fluorocarbono, por la poca profundidad a la que pescamos. En este, montamos en la parte inferior una jibionera y encima de este, dos giratorios con imperdible con sus correspondientes topes, que no deben ser necesariamente fijos. En este caso, utilizamos los jibidevones Aurie-Q NEO de la marca Yo-Zuri, el color que mejor nos funcionó con diferencia, fue el que se ve en las fotos.
El otro escenario de pesca fue Blanes y aquí el tema cambió, vaya si cambió, solo cogimos una sepia, que se "colgó" del jibi de la misma marca y con un color muy similar al Aurie. Perdimos un pulpo de buen tamaño y no hubo nada más. Supongo que no se daban las mejores condiciones, pero seguiremos buscándolas.
La otra técnica que practicamos, fue la pesca nocturna de calamares a curri. Generalmente por nuestra zona se pescan al atardecer y al amanecer, con la embarcación al pairo. Utilizando las jibioneras tradicionales y los famosos pececitos (jibidebones) en sus diferentes modelos.
En este caso, nosotros utilizamos los Jibi Pez de Yo-Zuri y nos funcionaron a la perfección. No destaco esta pesca por la cantidad, sino por la calidad de las capturas. En total fueron 4 picadas y 3 piezas que subieron a bordo. Hay que tener en cuenta, la dificultad que tiene el no desgarrar a estos animales una vez pican, por lo que es muy importante llevar debidamente regulado el freno del carrete, además de ser sumamente cuidadoso a la hora de introducirlos en la sacadera, una vez están a nuestro alcance. Reconozco que esta pesca, hace muy poco que la practicamos y que la tenemos que perfeccionar, pero en eso estamos gracias a nuestro amigo Nico.

viernes, 29 de octubre de 2010

El resto como no.....Palometones






Para mí esa semana, fue como anuncia el Corte Inglés "La Semana Fantástica". Las condiciones del agua, fueron durante toda la semana espectaculares, turbias, algo agitadas y sobretodo poco transitadas, esto último, algo que agradecen en sobremanera estos animales. Si además los señuelos y cebos tienen una buena natación, solo hace falta "esperar", bueno más bien perseverar.
Tuve la suerte en las distintas salidas, de ir bien acompañado y en casi todas cumplir el objetivo de por lo menos, tener alguna clavada (me dolió alguna en especial, en la que no hubo suerte), para algunos era el primer encontronazo con estos excepcionales animales, otros ya las han visto de todos los colores. Con la bajada de temperaturas de las últimas semanas, al ser una zona muy limitada y últimamente castigada, prácticamente damos por concluida la temporada. Esperando que en la medida de lo posible, todos los que hayan disfrutado de un buen combate, también hayan sido respetuosos, de esta manera podremos seguir disfrutando de esta apasionante especie.

domingo, 24 de octubre de 2010

Buenos momentos... a veces.









Precisamente eso, es lo que nos deparó la segunda quincena de septiembre. El tiempo no nos acompañó y no fue todo lo plácido que hubiésemos deseado, pero en términos generales la pesca estuvo bien. Hubo días en los que de lo único que pudimos disfrutar fue del paisaje y de la mar ya que capturas, la verdad es que no tuvimos o fueron escasas. Días de mucha abundancia y otros de ausencia total de actividad, tanto por arriba como por abajo. Momentos en los que la sonda se volvía loca y las gaviotas también. Y otros en los que el que se volvía loco era el que llevaba la barca, por no otear nada en el horizonte. Aunque ya sabemos, que ante tan poca actividad cuando menos te lo esperas, zas, picada, no siempre, pero a veces sucede.
Los bonitos, bacoretas, melvas, serviolas y alguna llampugita, nos arreglaron más de una salida. Salvo por el tamaño de alguno de estos (bonito, melva), lo demás eran piezas de poco porte, que una vez en cubierta, nos "invitaban" a ver que era lo último que habían comido, facilitándonos en parte la elección de los señuelos. Aunque con sus tamaños... bueno, había que seguir buscando congéneres mayores.
Al final del mes, también tuvimos oportunidad de coger algún tallham (anjova). Aunque con tamaños modestos, suplen esta carencia, con la espectacularidad de sus saltos, para liberarse de lo que les mantiene "atados".
También empezamos (bueno más bien continuamos) buscando a los palometones y.... esto lo dejaremos para la próxima, que todavía hay tela que cortar.

martes, 12 de octubre de 2010

De pesca por el Pirineo



El final de las vacaciones coincidió con mí cumpleaños y menudo sorpresón me esperaba. Contaba con ponerme tibio de marisquito por la Rías Baixas y visitarlas por primera vez. Y no, no, nada de mar, a la montaña (que "engañado" me tenían), así que de lo que disfrutamos entre otras cosas, fue de la buena cocina que hay por el Valle de Arán.
Dicen que más de dos son multitud, en este caso éramos cinco para mayor sorpresa todavía y os aseguro que de multitud, nada de nada. Y yo que solo contaba con mi pareja, que ingénuo, en este caso bendita ingenuidad, la compañía no pudo ser mejor.
¿Alguien creía que no iba a haber pesca?, está claro que el único que lo pensaba era yo, pero se lo traían todo muy, pero que muy bien preparado.
Así que al lío, durante menos de media mañana, tiempo más que suficiente, nos pusimos manos a la obra. El lugar fue el río Noguera de Tort en Barruera, donde está ubicado el coto de pesca intensiva, en el que intentamos engañar alguna trucha de las que días atrás habían soltado. Para ser la primera vez, tengo que reconocer que fue una experiencia que nos gustó y que seguro repetimos, pero j... que duras estaban las dichosas truchas. Al final una de ellas sucumbió, a pesar de la poco ortodoxa presentación de la ninfa (lo vereis en las fotos), no se si picó por aburrimiento o por que tenía claro que en la orilla se iría, que es lo que pasó. Estaba apostada en una pozita a un metro y medio de la orilla, o sea a tiro de caña. Guerra no dio en la pelea, pero ilusión si que nos hizo tenerla tan cerca, porque la dimos como capturada.
Gentilmente, uno de los pescadores que vadeaba el río hacia donde estábamos nosotros, sí pescó una y nos la ofreció para la foto y también para comérnosla, nos quedamos con lo primero.
Aquí aparece el nuevo compañero de pesca, no en las fotos porque aún es muy pequeño, pero seguro que cuando crezca nos acompañará.

viernes, 8 de octubre de 2010

Sudáfrica el paraíso del Gran Blanco








Hace unos meses, un amigo tuvo la oportunidad de realizar el viaje, que a todo amante del entorno marino le gustaría realizar. No, no se trata de un viaje de pesca, si no de contemplar en su medio natural a uno de los mayores depredadores del planeta, el tiburón blanco (Carcharodon Carcharias).
El lugar fue Gansbaai, bahía de gansos, situado en el cabo más occidental de Sudáfrica y con punto de partida en el puerto de
Kleinbaai. Este entorno junto con las costas de False Bay, son dos de los mejores destinos para ver a los blancos en acción y los únicos, en los que avistar a estos realizando acrobáticos saltos fuera del agua, para dar caza a su presa favorita, los leones marinos.
Estos ataques se producen en muchos casos, sobre fondos no superiores a los 12 mts aprovechando la época de cría o cuando las focas vuelven a la isla, después de haber permanecido en mar abierto alimentándose. Las acechan tocando pr
ácticamente el fondo con el vientre, para en décimas de segundo, lanzar un brutal ataque vertical, con el que intentar hacer presa a uno de estos mamíferos. El porcentaje de exito está en torno al 50%.

Las aguas son gélidas y turbias, un hecho que les favorece cuando realizan estos ataques, además hay que tener en cuenta, que el gran blanco es el único tiburón de sangre caliente.

Sudáfrica tiene protegido a uno de sus mayores atractivos naturales desde el año 1991. Un hecho que favorece el crecimiento de estos super-depredadores, que pueden llegar a alcanzar entre 6 y 7 metros y pesar 3 toneladas.

Sin duda una experiencia inolvidable para el afortunado y que gracias a estas fotos y su relato, nos acerca un poco más al temido y admirado GRAN BLANCO.

domingo, 3 de octubre de 2010

¿Por qué crea tanta "adicción" la pesca?



La verdad es que no he encontrado mejor título para este post. Pero ¿por qué nos engancha tanto?. Hablo en primera persona y para mí, hay innumerables motivos con los que podría argumentar la pregunta, pero creo que sería muy largo y hasta aburrido, aquí cada uno podría decir los suyos.
Pienso que la pesca en cierta manera es como la cocina. Para preparar un buen plato, debes tener unos buenos ingredientes y aplicar paso a paso la receta y aportar tu toque personal. En las fotos vereis que tengo la fortuna de contar con esos ingredientes (y no son los peces) que se hacen indispensables para el resultado final. El resto consiste muchas veces en hacerlo con cariño y ganas, poco a poco los "platos" ganan en calidad.
¿Qué nos mantiene también enganchados?. Pues creo que una buena picada y un noble combate, como desenlace de la anterior preparación de líneas, bajos, nudos, señuelos, cebos, etc... todo un mundo y parte de la esencia de esta afición.
Este mes pasado empezaron a entrar bien nuestros carángidos (Palometones). Adjunto el video de una picada, otra respuesta más a la pregunta inicial.
video